Páginas vistas en total

sábado, 29 de diciembre de 2012

Feliz Año Nuevo


     Las redes sociales han llegado ya a ocupar un lugar central en la cotidianeidad de nuestra sociedad. Como instrumento de presión social muestran un poder para nada desdeñable. Como instrumento de transmisión de ideas profundas ó  de riqueza intelectual son más bien limitadas, dado el ámbito en que se mueven: el de unas pocas frases escritas al vuelo sin tiempo para la reflexión. Lo que inevitablemente muestran -entre otras cosas porque su formato invita precisamente a ello- es a la exhibición impúdica de egos y opiniones que no interesan demasiado al prójimo ("a Menganito le ha gustado esto"). Aunque el presente blog, que cumple ya siete años, rezuma por doquier sabores para nada ocultos he intentado evitar sistemáticamente la exposición abierta de gustos personales. Me ha interesado mucho más suscitar la reflexión (aunque fuera utilizando como puntos de partida mis propios puntos de vista). Por una vez, y a guisa de felicitación navideña, expondré alguno de entre mis gustos musicales. Con la edad (esto ya lo leía hace cuarenta años) el interés por la música de cámara se acrecienta. Estas son mis propuestas musicales camerísticas para el año nuevo:

  • El luminoso quinteto con clarinete, obra típicamente de la última etapa mozartiana en donde simplicidad y hondura se dan la mano de forma natural.
  • Beethoven constituye por sí solo un capítulo en la historia del cuarteto de cuerda. Especialmente sus últimos cinco piezas de este género han resultado especialmente significativas e influyentes (no sobre sus contemporáneos sino unos buenos ochenta años más tarde). Me gustan todos, pero especialmente el op 130, el que originalmente finalizaba con la Gran Fuga, posteriormente substituída por un final más convencional. Un corto movimiento central liviano nos dice más sobre la alegría de vivir que mil páginas primorosamente escritas.
  • Schubert, el "cuarto gran clásico" muestra con sus últimos cuartetos una maestría extraña en un hombre de treinta años. Especialmente el cuarteto nº 15 (el último) exhibe una belleza compleja, lejana y a la vez cercanísima.
  • El famoso cuarteto con clarinete, una de las obras maestras de Brahms, que se habla de tú a tú con la obra homónima de Mozart. 
  • La forma cuartetística no vuelve a alcanzar momentos de gloria hasta con los seis cuartetos de Bartok.
  • La producción de Stravinsky no abunda en música de cámara pero la elegancia contrapuntística del finale del octeto es una buena terapia tonificante (atención a la lumninosidad de los últimos compases!).
  • El principio del Cuarteto para el Fin de los Tiempos de Messiaen es todo un tratado de estasis musical, en perfecto acuerdo con el título de la obra.
  • El primer cuarteto de cuerda de Ligeti, hijo de los de Bartok, temprana muestra del talento de su autor.
  • Una de las últimas piezas de Morton Feldman. La trans-racionalidad musical.
                                                        
                                                               BON ANY NOU !!

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Carles, feliz año!
Comparto tu gusto por la música de cámara, y me apunto tus sugerencias para seguir aprendiendo.Asistir a un concierto de esta clase es una experiencia distinta de ver a una gran orquesta; la ausencia de director, o por lo menos la democrática manera de ponerse de acuerdo, resulta especialmente apasionante. La costumbre de oír la música "desencarnada" nos priva a veces de su vertiente más humana y también, naturalmente, de la plasticidad que ofrecen los intérpretes a menudo "malgré soi".
Un abrazo. Rosa.

Lluís P. dijo...

Fratello,

quizás encuentres nuevos alicientes en http://www.alartquartet.com/, que tuve el placer de escuchar en el Ateneu de Barcelona el pasado 4 de diciembre.
Que este 2013 te sea propicio en inspiración para tu excelente blog.
Bon any!

fp

Anónimo dijo...

Gracias por la selección musical
Bon any 2013
Filo

carles p dijo...

Bon Any a tots tres i moltes gràcies per seguir el blog!

Carles

Unknown dijo...

Hola Carles, y Feliz Año 2013!!!!

Tras leer tu excelente reflexión musical me ha entrado una duda que agradecería tu respuesta.

¿Crees que está relacionada la creación músical con la revolución/evolución de los sistemas políticos y sociales?

A mi parecer, parece que la libertad de pensamiento permite nuevas/originales creaciones musicalmente hablando (aunque soy un foráneo de la música clasica).

Un abrazo y espero que sigas con este fantástico blog

carles p dijo...

Hola unknown,

Pues creo que es bastante evidente que la creación musical está relacionada con sus más variadas actividades coetáneas: la filosofía, la ciencia, las demás artes, los modos y costumbres, los sistemas políticos y sociales. Todo constituye un enorme entramado, un sistema. Y este macrosistema evoluciona, al igual que lo hacen las distintas facetas que lo forman. Si alguna revolución es evidente en nuestro momento es la ha dado lugar a la sociedad post-industrial, la sociedad de la información. No acabo de entender tu punto sobre la libertad de pensamiento. Los creadores poseen por definición libertad de pensamiento (que solo ha sido coartada bajo los regímenes totalitarios). El tema de las nuevas y originales creaciones es más complicado. Nuestro pensamiento mayoritario actual (la Post-modernidad) sostiene que hemos llegado a una especie de límite en el que la evolución no es posible y lo único que se puede hacer es deconstruir el pasado y hacer con los residuos combinaciones lineales. Personalmente creo que hemos llegado a un límite relativo, pero que puede ser franqueado con un cambio de mentalidad por parte nuestra. Hoy en día hay multitud de creadores pero muy pocos capaces de sobrevivir una generación.

Un abrazo, feliz año y muchas gracias por seguir el blog

Carles

Anónimo dijo...

Hola Carles:
No comparto al cien por cien tu visión de la Posmodernidad, sino más bien la de Dore Ashton que considera que la revisión de lo anterior es siempre como el suelo que fructifica de nuevo; así, ella dice que Beethoven es la posmodernidad de Haydn,Schubert la posmodernidad de Beethoven et ainsi de suite. Otra cosa es la pobreza de impulso creativo que se vale de eso como subterfugio para quedarse en mala hierba sin vitalidad.
Gracias otra vez. Rosa.
P.D. Veo que en mi blog ya es posible dejar comentarios; espero tus visitas!

Anónimo dijo...

Hola Carles, el Unknown es Fran (me hice un lio para indicar el nombre.....).

Cuando hablamos de libertad de pensamiento, no estoy totalmente de acuerdo con la idea de que por definición los creadores deban tener libertad de pensamiento puesto que han estado influenciados, desde su educación hasta su posterior formación, con la situación político-social del momento. Una creación musical totalmente aislada del momento creo que sólo es propia de un auténtico genio.

Respecto a tu opinión acerca del pensamiento/creación post-moderno, creo que si hemos llegado a la deconstrucción de lo realizado, significaría que hemos alcanzado el cuasi-límite de la capacidad de creación humana. No estoy de acuerdo, en mi opinión, con dicha reflexión puesto que nunca podremos imaginarnos nuestra evolución en cientos de años. Un buen ejemplo sería una persona de 1850 a la que se le pregunta cómo sería la situación en 2012. Su condición, completamente influenciada por el momento, no es capaz de imaginar la evolución del pensamiento humano. Caray, ojalá suceda dicha situación, porque tal y como vamos....... en mal barco vamos embarcados.

Finalmente, respecto a tu última opinión acerca de los creadores capaces de sobrevivir una generación, quizás sea debido a que la evolución en estos últimos cien años es exponencial en comparación con la evolución quasi-lineal de la edad media.

Debo agradecerte estas reflexiones personales que realizas, puesto que hacen tomar consciencia en la realidad que vivimos....

Un abrazo

Fran

Juan Francisco Caturla Javaloyes dijo...

Muchas gracias Carles por desgranar un trocito de cultura musical y entregárnoslo en pequeñas dosis.
Yo también te quiero desear un muy feliz año 2013 y un muy feliz blog durante este año que comenzamos.

Juan F.

carles p dijo...

Hola Rosa,

Cuando hablo de postmodernidad lo hago en el sentido más común del término: etapa que sigue después de la Modernidad (Edad Moderna, que comienza con el Renacimiento y acaba en una zona incierta alrededor de mitades del S XX). Bajo este punto de vista Haydn, Mozart y Beethoven constituyen la cima de la Modernidad (la Ilustración).
¡Gracias a ti por tu asiduidad!
carles

carles p dijo...

Fran,

Una cosa es la libertad creativa y otra son los condicionantes circunstanciales de época/lugar que enmarcan la creación.
Yo tampoco estoy de acuerdo con los postulados implícitos de la postmodernidad. No hemos llegado a ninguna situación final sino al final de una etapa (algunas veces he dicho que la postmodernidad es la conciencia de decrepitud de la modernidad). Comparto tu opinión sobre la aceleración de la evolución (aunque todo es una cuestión de escalas).
¡Gracias por compartir tus opiniones!
carles

carles p dijo...

Hola Juan,

¡Muchas gracias y también mis mejores deseos para 2013!

Carles