Páginas vistas en total

sábado, 17 de septiembre de 2016

Dudas


                     En el mundo de la música llamada clásica existe un tema reiterativo que nunca parece haberse resuelto de forma satisfactoria y que concierne precisamente a su definición e incluso a su denominación. Este tema se hace cada vez más difícil dada la creciente dilución de fronteras entre los productos de la postmodernidad. La música que las iglesias encargaban a los compositores en el Renacimiento y Barroco, que la aristocracia encargaba en el Barroco y Clasicismo, que la burguesía encargaba en el Romanticismo y que el público general (¿encargaba?) en el S XX ¿Puede ser considerada clásica? Pues hay de todo ¿Es la música clásica la que perdura a través de los tiempos? No; perdura la música de una calidad tal que se autoactualiza conforme pasan los años. En ocasiones el simple hecho de perdurar concede la etiqueta de ‘clásico’ –como Johann Strauss, George Gershwin o The Beatles– pero se trata de otro concepto. Los compositores “clásicos” en la época de Johann Strauss eran Brahms y Wagner, en la época de Gershwin eran Stravinsky y Schöenberg (con quien el novayorkés jugó en varias ocasiones al tenis) y en la época de The Beatles eran Ligeti y Boulez. ¿Cómo definir entonces la música creada por los compositores “clásicos”y cómo denominarla de forma más apropiada? ¿Quizás habría que definir un tipo de música ligada a otras artes y que como ellas se aleja crecientemente del gran público? El criterio comercial resulta pobre pero quizás, al igual que lo hace en el mundo del cine, funciona. Cuando se definen de forma general los géneros cinematográficos a menudo se considera un “género” el cine de autor. Como si se concediera que el cine más comercial y fabricado en cadena siempre tiene que ceñirse a un patrón o cliché preestablecido (lo cual es cierto en el 80 % de los casos) mientras que el cine “de autor” abarca un repertorio mucho más amplio y con más posibilidades (cierto en un 70 % de los casos). La “música clásica” correspondería al “cine de autor”. En ambas artes, las fronteras entre lo uno y lo otro se van dibujando con los años (o con los siglos). Las cantatas de Bach eran, además de obras maestras “de autor”, una música funcional para todos los públicos que acudían al servicio religioso dominical. Hoy en día no calificaríamos Intolerance, Bronenosiev Potemkin o Une partie de campagne como “cine de autor” pero sí como las obras paralelas a Das Musikalisches Opfer, Sinfonia Eroica o Prélude a l’Après-midi d’un Faune. Aunque ¿Boléro y Mon Oncle son de autor, comerciales o ambas cosas a la vez?... ¿Me equivoco mucho?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Carles,
no creo que pueda aclarar tus dudas, sólo puedo,pensando un poco en la cuestión, compartir un poco mi experiencia.
Estoy de acuerdo contigo en que no resulta nada cómodo usar la denominación "música clásica", es demiasiado general y imprecisa. Yo procuro usarla lo menos posible y creo que sólo lo hago si el contexto o interlocutor me empujan a ello. Además las alternativas conocidas no parecen mucho mejores: música culta, seria, artística...Nunca antes había leído/oído la expresión "música de autor" y no me parece una mala opción.
Es mejor denominar o clasificar la música por època, género, estilo, función etc para ello tenemos,como es sabido, un vocabulario muy amplio.
Si alguna vez he intentado explicar a alumnos de una cierta edad el término "clásico", yo recurro al argumento temporal (que tu rechazas en el post) Les digo que una obra es clásica cuando cada generación puede y debe hacer su propia lectura y interpretación. Me gusta decir que es un bien que hemos heredado, que debemos preservar y que debemos transmitir. Reconozco que no aclara la cuestión pero me parece un hermoso argumento.
Para acabar yo diría que el Boléro y Mon Oncle son obras clásica o de autor y comerciales al mismo tiempo.
Salutacions
Filo

Lluís P. dijo...

Fratello,

en este empacho taxonómico, ¿dónde situarías a Stockhausen?
Totus tuus,

fp

carles p dijo...

Hola Filo,

Gracias por tus siempre sabias y meditadas sugerencias. Estoy de acuerdo con todo lo que apuntas. El argumento temporal nos da cuenta de lo que cada época ha sedimentado y, desde su perspectiva histórica nos ofrece, aunque no ofrece diferencias entre Duke Ellington y Béla Bartók...quizás la denominación de "popular" para la música no-clásica sí que es adecuada?

salutacions
carles

carles p dijo...

Fratello,

Stockhausen es, evidentemente, un clásico de la segunda mitad del S XX. Curiosamente, a pesar de la dificultad inicial necesaria para "captar" su música, ésta ha influenciado muy mucho en su "música popular" contemporánea (Miles Davis, Herbie Hancock, Frank Zappa, Pink Floyd...e incluso The Beatles -Si te fijas en el collage que ilustra Sgt Pepper's lonely heart club band podrás ver el retrato de Stockhausen, el quinto personaje de la última fila por la izquierda).

Totus tuus,
fp