Páginas vistas en total

martes, 8 de junio de 2010

Pausa




Me gustaría celebrar la entrada número 300 de este vomitorio público que es transcliché metacorner con algo especial. Algo que haga referencia a la propia etiología del blog. Como en las manchas del test de Rorschach ó en la observación de la forma de las nubes, cada uno ve el mundo según su idiosincrasia. Y, consecuentemente, proyecta su mundo interior inconsciente en tales observaciones. Esto es sano siempre y cuando esta proyección revele al sujeto proyectante algo acerca de su naturaleza. Cuando la propia proyección permanece inconsciente solo puede servir para amargar al proyectante y a su entorno. Creo firmemente que cuanto más intentes agarrar un pensamiento, una situación, un objetivo, más se te escapa éste. La única manera de mantenerlo presente es flirtear ligeramente con él, sin forzar la situación. Solamente cuando todo fluye libremente tiene lugar la catarsis. Y este fluir libremente no es otra cosa que la vida misma. Es la idea central de Otto e mezzo, film que adoro y al que ya me he referido aquí en muchas ocasiones: cuando se deja de intelectualizar todo lo que te rodea es cuando aparece la vida y el gran tapón se deshace como por arte de magia. Entonces, se me dirá, ¿por qué no vives la vida y te dejas de masturbaciones mentales? Porque intento flirtear ligeramente con ella y sus aspectos menos evidentes, porque me gustan las vías de pensamiento alternativo y porque vivo a menudo con más plenitud mi vida interior que la externa. Pero ¡basta de confesiones y volvamos ya al trabajo!

6 comentarios:

Agustín S. A. dijo...

enhorabuena, mi querido amigo, por esas 300 entradas, nada fácil de conseguir.

te sigo leyendo con admiración y reflexiono tus reflexiones. más ahora, momentos de crisis personal.

la única manera de mantener un objetivo es flirtear ligeramente con él... sí. yo hablo muchas veces de merodear la palabra, cuando escribo poesía. estar merodeando.

un fuerte abrazo, y a por otros 300 más.

carles p dijo...

Querido Agustín,

Muchas gracias por tus halagos y todavía más por seguir leyendo el blog. Si encima reflexionas mis reflexiones y sacas de ello algún provecho...¡qué más puedo pedir!

Sigue merodeando alrededor de la palabra y de todos tus proyectos.

Otro fuerte abrazo de vuelta.

Jaume dijo...

Carles,

Enhorabona pel post CCC. Ara a per els M.

Puc dir-te que m'els he llegit tots. Alguns inclus mes d'una vegada. De vegades no faig cap comentari per que no tinc temps, d'altres perque tinc por de no estar a l'alçada...

Enfi, per molts anys mes!

carles p dijo...

Moltes gràcies Jaume !!

Es un honor per mi tenir lectors tan apassionats i amb tantes inquietuts...i els teus comentaris son sempre benvinguts !!

Una forta abraçada

Anónimo dijo...

Hola Carlos
Comparto los comentarios de Agustín y Jaume con el mismo entusiasmo que ellos.Seguro que te sobran motivos para continuar escribiendo muchísimos post más.Aunque no debe ser fácil;la sinceridad sobre uno mismo es una actitud muy compleja.Fellini muy apropiado:los sueños como la expresión más honrada del ser humano.
saludos
Susana.

carles p dijo...

Muchas gracias, Susana.

Espero poder continuar con buen ritmo. Aunque sé que me repito, girando constantemente alrededor de siete conceptos, veo con la distancia que existe una evolución en el discurso (algo así como en la música de Steve Reich),y que dicha evolución que es en el fondo el verdadero tema del blog. A diferencia de la música de Reich, por eso, espero que en un momento determinado los conceptos converjan como en el finale de la mozartiana Sinfonía Júpiter.

En cuanto a la sinceridad sobre uno mismo...volviendo a Fellini: la mistificación es siempre más auténtica que el realismo.

Saludos