Páginas vistas en total

lunes, 18 de julio de 2011

Elección peligrosa


                        Hace unos treinta años, poco más o menos, y copciónmo parte de los hechos indicativos de la desestructuración de un modelo social, muchos de los responsables de instituciones de la más diversa índole hicieron una elección peligrosa. Prefirieron rodearse de individuos incompetentes pero afectos, desprendiéndose a la vez de los más competentes, pero con un sentido crítico más comprometido. Cuando en una jerarquía uno de los niveles muestra este tipo de comportamiento se produce un desfuncionamiento que acaba por alcanzar a todo el sistema. ¿Qué buscaban los (i)responsables con tal elección? Perpetuar, sin duda, su status evitando que los estratos inferiores bregaran por ocupar su lugar. Se cambió el equilibrio móvil por el inmovilismo forzado. Una vez consumada la elección, el pacto de no-agresión y de no-crítica siguió de forma natural. Los problemas quedaron estancados y no se pudieron solventar (o, al menos, considerar) hasta un recambio jerárquico (que ahora sí, hecho consumado, aceptó y perpetuó la elección ponzoñosa de su antecesor, buscando nuevos subordinados a-críticos afectos a la nueva línea). Y como diría Jacques Brel, et la crise arriva….et nous voilà ce soir……

2 comentarios:

Lluís P. dijo...

Fratello,

la situación que nos describes, ¿cuántas veces no se habrá repetido a lo largo de la Historia? Y, quizás lo más importante, ¿cómo evolucionó después este "inmovilismo forzado"? Porque el recambio jerárquico que apuntas puede funcionar varias veces, pero no siempre si el descontento social va in crescendo; entonces, cuando se agota esta elección acomodaticia, ¿estamos en la antesala de una revolución?
Saludos,

fp

carles p dijo...

Evidentemente, esta situación es periódica: se agudiza con cada nueva crisis moral, ya que se produce una fisura entre los comportamientos individuales y el supuesto pensamiento medio sobre la corrección. No estamos en la antesala de una revolución, sino que ésta ya ha comenzado, de forma más tranquila de lo que suele hacerlo, de momento. El recambio que describo, de hecho, no solamente no resuelve la situación sino que encima la agudiza.
Para que todo nos coja con el corazón en su sitio, he añadido al post el link a la famosa canción, una de las mejores interpretaciones de Mr Brel

saludos