Páginas vistas en total

miércoles, 2 de mayo de 2012

Adivinaciones


            La adivinación es una práctica (podría decirse un arte) que se remonta a las épocas tempranas de la humanidad. Hoy en día, a la luz de nuestras capacidades racionales, tendemos a decir que la adivinación constituye una especie de fraude ó engaño dirigido a la gente de pocas luces. La práctica de la adivinación, sin embargo, ha ocupado un lugar prominente en el seno de civilizaciones cultas y refinadas. El famoso I Ching, o Libro de las Mutaciones,  que constituye uno de los pilares de la cultura china tradicional, ha sido históricamente utilizado como texto de consulta y autoreflexión (como un libro de autoayuda, diríamos ahora, pero de una índole más seria de lo que bajo este epígrafe se suele encontrar  en nuestras librerías). ¿Dónde está el problema? Una vez más, en nuestra confusión de términos. Es absurdo utilizar la adivinación para predecir hechos pertenecientes a un futuro objetivo. La adivinación únicamente cobra sentido cuando existe por parte nuestra una implicación emocional interna en primera persona; es decir, únicamente puede servir de reflejo de nuestras interioridades, especialmente las que albergamos de forma inconsciente. De ahí se deriva la frase tan utilizada de que la adivinación solamente funciona para aquel que crea en ella. El proceso, además, es personal e intransferible, como las formas que las nubes nos ofrecen a cada uno de nosotros en particular. Y extraer gemas del inconsciente forma parte de nuestro proceso de crecimiento.

4 comentarios:

Lluís P. dijo...

Fratello,

¿me perdonarás esta licencia? Pues ahí van tres chistes de adivinos.

Está un tío en la calle parado y va otro tío y le dice:
- ¡Oiga! ¡Rápido! ¡Apártese de ahí que le va a caer algo encima!
El otro se aparta de un salto y dice:
- ¿Y por qué?
Cuando dice esto, cae al lado suyo una caja de 500 kilos en toda la acera...
- ¡Menos mal que me ha avisado! ¿Cómo sabía que iba a pasar esto?
- Bueno, es que soy adivino.
- ¡Anda! ¡A mi me gustaría aprender adivinación! ¿Le importaría enseñarme?
- Claro que no. Acompáñeme a mi casa...
Llegan a su casa y dice el adivino:
- Quítese la camisa...
Se la quita.
- Ahora...Quítese los pantalones...
Se los quita.
- Por favor...los calzoncillos también...
- Pero, ¿esto es necesario?
- ¿Quiere ser adivino o no?
Se los quita.
- Y finalmente, agáchese...
- ¡Pero oiga! ¿Es que me va a dar por el culo?
- Ve, ya va adivinando...


¿Por qué los adivinos no pueden tener hijos? Porque tienen las bolas de cristal.


Estaba un hombre dando de pastar a su rebaño de ovejas, cuando de repente aparece por el inhóspito camino una camioneta Navigator 4x4 full equipated y reluciente. Se detiene frente al viejito y se baja un chaval de no más de 30 años. Traje negro, camisa blanca "Hugo Boss" y zapatos "DKNY" se acerca al viejo y le dice:
- Señor si yo le adivino cuántas ovejas tiene usted en su rebaño, ¿me regala una?
El viejo responde con algo de asombro:
- Sí, cómo no.
Entonces el joven vuelve a su 4x4 y saca un Toshiba Tecra 9000 Pentium IV a 1.5Ghz con 256 MB de RAM. se conecta a la Red de Redes, baja una base de datos de 300 MB. Entra en una página de la NASA, mediante un satélite identifica la zona exacta de donde está el rebaño, calcula el promedio histórico del tamaño de una oveja tipo "Merino" mediante una tabla dinámica de Excel y, con la ejecución de algunas Macros personalizadas en Visual Basic, logra completar el diagrama de flujo. Luego de tres horas le responde al viejo...
- Usted tiene 1347 ovejas, 256 machos y 1091 son hembras y 4 pueden estar embarazadas
El viejo asintió y le dijo que efectivamente, así era, y que se podía llevar una oveja. El joven tomó una y la cargó en su 4x4. y estaba por irse, cuando el viejo lo detuvo y le preguntó:
- Disculpe, pero si yo llegase a adivinar cuál es su profesión, ¿Ud me devuelve mi oveja?
El joven le dijo sonriente:
- Seguro, hombre, dijo mientras abría la puerta de su camioneta para marcharse.
El viejo entonces contestó:
- Usted es comercial de Telefónica
El joven, sorprendido completamente, dijo:
- ¡Exacto! ¿Cómo se dio cuenta?
El viejo le respondió:
- Por 4 razones: primero, por mamón; segundo, vino sin que yo le llamara; tercero, me cobró por decirme algo que yo ya sabía; y cuarto, se nota que no tiene ni puta idea del negocio, ¡devuélvame a mi perro!

fp

Jaume N dijo...

La extraña emoción e increible personalidad de gran parte de la musica de John Cage, surgida del I Ching, y del proceso mezcla de azar-adivinación-revelación del inconsciente.

carles p dijo...

Fratello,

Como eres un gran contribuyente al blog, ego te absolvo peccati tui. El primer chiste hace referencia a un hecho del futuro objetivo (aunque la inminencia lo hace particularmente sensible). El tercer chiste lo conocía en la versión asesor.
Me das pie a reflexionar sobre la relación entre la adivinación y la generación de presagios...buen tema para una futura entrada!

fp

carles p dijo...

Jaume,

Debo confesar que una de las imágenes que tenía in mente mientras escribía esto era la de "Music of changes". Nada que añadir a tu brillante y sintética descripción!

Carles