Páginas vistas en total

viernes, 6 de mayo de 2011

Recuerdos


Toda la constelación de elementos que giran alrededor del tiempo,  desde su percepción hasta el propio concepto forma parte del engranaje básico de la conciencia. A lo largo de la historia han surgido infinidad de concepciones del tiempo. Y estas reflexiones han ido versando sucesivamente sobre la naturaleza del tiempo, sobre su categoría ontológica, sobre su relación con el conocimiento humano y su ámbito de aplicación, sobre sus diferentes variedades, sobre la psicología de su percepción. Desde San Agustín hasta el sistema de jerarquías temporales anidadas del recientemente fallecido J.T. Fraser hemos asistido a un verdadero despliegue de conceptos y clasificaciones. Una de las más famosas concepciones de la temporalidad es debida a Henri Bergson y hace hincapié en el tiempo como duración y su asociación con la memoria como recuerdo, huella, paso del tiempo que desdibuja la consciencia, reminiscencia…El tiempo bergsoniano es el limes a través del cual los procesos se nos presentan como objetos. Conforme avanzamos en edad –experiencia- la sensación del paso del tiempo se nos hace cada vez más presente con la consiguiente percepción de aceleración (ya que las unidades de tiempo físico representan cada vez una fracción menor de nuestra experiencia) y llegamos a otorgar una mayor relevancia a sucesos cada vez más alejados del momento presente, con el consiguiente peligro de regresión. Al final de todo está el principio pero no el principio inocente sino la percatación  (realization) solamente consumada por la experiencia global. Rosebud sólo se puede añorar cuando se ha recorrido todo el camino.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Carlos , la memoria [los recuerdos y los olvidos] son un eterno retorno a un lugar del que nunca nos habíamos ido del todo . Esperemos ser mas maduros en cada vuelta del espiral ; llamese Rosebud o Las noches de Cabiria, recuerdas su cara en la última escena ? saludos Susana

Anónimo dijo...

Hola Carlos , la memoria [los recuerdos y los olvidos] son un eterno retorno a un lugar del que nunca nos habíamos ido del todo . Esperemos ser mas maduros en cada vuelta del espiral ; llamese Rosebud o Las noches de Cabiria, recuerdas su cara en la última escena ? saludos Susana

carles p dijo...

Hola Susana,

Totalmente de acuerdo con tu reflexión. ¿Cómo no voy a recordar la cara de Cabiria al final del film? Es uno de los momentos cumbres de toda la historia del cine. La protagonista percibe de repente su razón de ser.

Saludos