Páginas vistas en total

viernes, 24 de mayo de 2013

Armonías lejanas


         Cada dia quedan menos compositores ampliamente aceptados o, por lo menos, indiscutidos, y el recientemente fallecido Henri Dutilleux era uno de ellos. Autor de una obra no muy extensa y, sin duda, escrita con mucha prudencia y tesón (un  poco a la manera de Manuel de Falla), fue un compositor intergeneracional y tardío. En alguna ocasión Messiaen –jefe de fila de una generación anterior a la suya- había expresado su sorpresa respecto al lenguaje armónico de Dutilleux, menos “evolucionado” que el suyo propio, pese a ser ocho años más joven que él. El siempre crítico Boulez –jefe de fila de una generación posterior a la suya- había expresado en alguna ocasión sus respetos para con Dutilleux y su obra (quizás porque la esposa de Dutilleux, la pianista Geneviève Joy, tocaba a menudo obras suyas). Por mucho que he releído en la literatura sobre Dutilleux –y ahora lo hago sobre las notas necrológicas- siempre encuentro las mismas referencias, que apuntan a una influencia directa sobre él por parte de Debussy, Ravel y Roussel. Me parecen unas coordenadas muy inciertas. Debussy ha ejercido influencia sobre todos los músicos franceses posteriores a él. La influencia de Ravel no la veo clara, mientras que la obra de Roussel no posee tanta personalidad propia como para erigirse en influenciadora. La influencia que siempre he detectado en Dutilleux es la de Honegger, compositor que ahora parece poco presente en las mentes de los críticos pero cuya música todavía tiene mucho que revelar al público de hoy (al poco público que queda). Una característica esencial de la obra de Dutilleux es su tratamiento de la psicología del tiempo percibido y el tiempo vivido. Incluso muchos títulos de sus obras ahondan en esta cuestión (Mystère de l’instant, The Shadows of Time, Le temps l’horloge). Y la aproximación que Dutilleux hizo al tema temporal fue siempre armónica, encadenando mezclas y texturas que sumergen al auditor en una sensación de tiempo suspendido ó manipulado. Estas mixturas provienen en buena parte de las sinfonías de Honegger (especialmente la quinta), aunque Dutilleux supo explotar y llevar más allá todos estos hallazgos. Otro aspecto notable de su música es la exploración de las resonancias armónicas que generan ciertas combinaciones armónicas. Dutilleux ha muerto con 97 años; el secreto de su longevidad –dicen-, el buen vino de Burdeos que tanto admiraba.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excel·lent necrologica.
Totalment d'acord.

Jaume N

carles p dijo...

Moltes gràcies, Jaume!

Records

carles