Páginas vistas en total

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Jeux d'enfants

           
                 Cuando era niño y presenciaba ciertos juegos de rol de mis compañeros de edad en los que imaginaban que eran militares con jerarquía sobre el vecino, agentes secretos que lo sabían todo sobre todos o maharajas que podían disponer de los demás a su libre albedrío no podía librarme de una notable sensación de disgusto hacia lo que creía fruto de una inmadurez propia de la edad (debía ser muy repelente, pero tampoco compartía este tipo de pensamientos, por si acaso). Cuando, medio siglo más tarde, observo idénticos comportamientos de gente supuestamente adulta que ocupa cargos de supuesta responsabilidad en organizaciones supuestamente serias no puedo librarme de una fuerte sensación de que algo no está funcionando adecuadamente en nuestro entorno.

2 comentarios:

Lluís P. dijo...

Fratello,

En el vídeo que sigue, https://www.youtube.com/watch?v=yaKrjIKeQc0
supongamos que el orangután es un asalariado y el “mago” es el empresario. Yo quiero reaccionar como el primate no-humano, partiéndome de risa ante el truco; pero los trabajadores a los que aludes en tu entrada no se comportan así: intentarán obtener la bolita que se esconde en el vaso porque se han creído que es algo valioso dado que procede del empresario. No se dan cuenta que son simples monos manejados cuales marionetas por un jefe que les hincha su ego para utilizarlos a placer. Que conste que nosotros también dependemos del sueldo que nos ganamos en la misma empresa, pero no somos tan ingenuos como para decir amén al juego de manos de turno (léase calendario laboral, planes de investigación, ganancias futuras, etc...) y, como es aconsejable no criticar abiertamente al amo, pues nos reímos de él de forma sutil: nos disfrazamos de mono y le hacemos gracia con nuestras monadas. No, no se trata de una forma de rebajarse, se trata de sobrevivir a la dictadura con un arma infalible: el humor.
Un abrazo,

fp

carles p dijo...

Fratello,

Hoy he aprendido que los animales cada vez son más humanos a la vez que los humanos vamos dejando de serlo.

El humor es una arma cargada de futuro. No lo perdamos bajo ningún concepto,

Ora et elabora

fp