Páginas vistas en total

viernes, 29 de enero de 2016

Conexión



                        ¡Cuan poca gente, todavía, es capaz de salir de sus coordenadas mentales más inmediatas y tener una visión más integral del mundo! Y no me refiero, evidentemente, a un apartarse cuantitativo, de un tomar más distancia, sino a un ascenso cualitativo, dialéctico. Quien todavía vive en la Modernidad da por sentado que las trazas, los thumbs, el engramado de las ideas, de los objetos, del conocimiento, de la percepción, de las creencias, de la belleza o de la comunicación simplemente no existen y que la res extensa y la res cogitans constituyen mundos estancos. Los que viven en la Post-Modernidad han captado el relativismo de la Modernidad y no solamente perciben los engramados sino que en todo momento acompañan sus constructos con ellos, en un sinfín de explicaciones que a veces rozan el ridículo. Los que viven en la Trans-Modernidad se han percatado de que los engramados no se construyen ab initio, desde la nada objetiva, sino que todo se halla sometido a la evolución, y los telones de fondo blanco absoluto, simplemente, no existen. El que haya entendido mi fugaz descripción habrá entendido el 85% de este blog.

2 comentarios:

Lluís P. dijo...

Fratello,
No todos los asistentes a un concierto de música clásica entienden el 85% de lo que se está interpretando, y lo mismo aplica a los mirones durante un torneo de jedrez, una exhibición de castellers o una muestra de pintura contemporánea. Sin embargo, en todos los casos, los asistentes son legión. Y acuden por el simple placer de escuchar la obra de un compositor, contemplar un cuadro o la torre humana. No saben quizás ni el 15% de lo que va el tema, pero disfrutan con la actividad y pagan por ello, por una simple sensación que nada tiene que ver con la razón. Por este motivo no entiendo tu frase “El que haya entendido mi fugaz descripción habrá entendido el 85% de este blog.”, suena a maniqueísmo puro y duro. ¿Nos lo aclaras a los que pertenecemos al 15% pero no abandonamos en el empeño?
Un abrazo,
fp

carles p dijo...

Fratello,

¡Nada más lejos de mi intención que la de ser maniqueo y menos todavía menospreciar a los lectores del blog!
La última frase del post, la que supuestamente te ha ofendido, nada tiene que ver ni con la inteligencia ni con fundamentalismo de ningún tipo. Me explico. Ya sabes que este blog, en muchas ocasiones (el 85% de las ocasiones) trata y vuelve a tratar del mismo tema. Sabes que siempre me gusta la síntesis, la percepción gestáltica, la circularidad. Por eso, los posts muy concentrados como éste tienen para mi un significado especial que tomo como representativo del blog. Esto solamente son reflexiones mías: pienso, como Bohr, que lo contrario de una verdad profunda puede ser otra verdad profunda.
En el concierto todos disfrutamos porque la obra maestra nos refleja, como un espejo. No creo que se comprenda un porcentaje concreto de una obra (qué representaría el 100% de comprensión?
Espero haber clarificado el punto: el 85% se refiere al "peso", nada más.

Gracias por tus comentarios, fratello
Un abrazo

fp