Páginas vistas en total

domingo, 24 de mayo de 2009

Aprendices de brujo


El gran peligro que amenaza nuestro presente viene constituido por el creciente desequilibrio entre la evolución y el desarrollo tecnológicos por una parte y el grado de desarrollo cognitivo y madurez emocional de los individuos por la otra. Para que una civilización funcione correctamente es absolutamente preciso que todas las líneas de desarrollo avancen de manera armónica. Y la raíz del gran peligro estriba en la peligrosa –peligrosa a estas alturas, no en otras épocas- mentalidad moderna que da por sentada la absoluta independencia de ambos desarrollos. Esto mismo ya lo expresó Goethe en su conocido poema El aprendiz de brujo: la inmadurez y el conocimiento no son buenos aliados (el propio Goethe expresó en su Faust el pacto que hace posible tal divorcio). Cuando el poder –cualquier tipo de poder- se halla en manos de personajes con desarrollos detenidos a los ocho años el futuro de esta sociedad no es muy esperanzador. Por eso muchos sabios en la actualidad –y en cualquier otra época- giran la cabeza en otra dirección, prescindiendo de la dimensión social humana. Y ello también contribuye a empobrecerla.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Carles:
Pensava que la impressió d' estar vivint en una societat infantiloide, infantilitzada i superba,era quelcom atribuible a la meva edat respectable. Els avis sempre son més o menys crítics i sovint s' equivoquen en valorar el present amb paràmetres del passat. Això que comentes situa molt be la questió: estem vivint un malbaratament total que banalitza els codis més ben arrelats, tritura els mites sense produïr- ne més i emprobeix de manera vertiginosa el llenguatge, i a tots els nivells. A aquest pas, la comunicació i la convivència es reduïran aviat a un patró únic, barroer i només útil per a intercanvis de nivell primari.
Rosa

carles p dijo...

Apreciada Rosa,

Potser jo també començo a ser una mica vell; el que sempre intento, però, és d'adoptar una posició el més llunyana possible per poder observar una porció més gran de terreny que intenti copsar alhora fragments del passat, del present i del futur...

Una abraçada

Juan Francisco Caturla Javaloyes. dijo...

Hola Carles,

el instinto de supervivencia es para mi la mejor driving force a la hora de crear una correcta escala de valores. En aquellas épocas o lugares en que se tienen cubiertas la necesidades primarias, el ser humano pierde la noción de lo que realmente es dentro de la Naturaleza y comienza a divagar y desparramarse hasta alcanzar la idiotez más supina. Usando terminología orteguiana, la masa se cree con derecho a opinar y, sin embargo, sólo los sabios son capaces de hacerlo con la barriga llena.