Páginas vistas en total

sábado, 17 de noviembre de 2007

Hechos crudos


Esta mañana he entrado en el metro y me han ofrecido un ejemplar de uno de los muchos periódicos gratuitos que la gente lee asiduamente (por enterarse de los titulares y las noticias factuales, dicen). En la sociedad de la información –la baudrillardiana, no la de McLuhan- la información es generada ad hoc a petición del consumidor, que resulta seducido por ella. Uno elige, en cierta manera, lo que quiere leer. O sea, que la generación de noticias no deja de ser un fenómeno sujeto a construcción. La construcción según el perfil del consumidor se efectúa de forma relativamente clara en el caso de los periódicos convencionales –los de pago-. La multiplicidad (en ocasiones, aparente, aunque éste es ya otro tema) que se genera con el conjunto de ellos es reflejo de nuestro momento postmoderno, con sus diferentes perspectivas –inconmensurables ó no- simultáneamente expuestas. Sin embargo el periódico gratuito quiere suponer que los hechos pueden referirse de forma cruda, independientemente de su interpretación. El ágora intersubjetiva. Pero detrás de esta creencia puede también anidar el aparato de 1984 o de Brave New World. He rechazado cortésmente el ofrecimiento.

No hay comentarios: