Páginas vistas en total

jueves, 16 de febrero de 2006

Amateurismo


Una vez ví un documental realizado alrededor de un ensayo del Requiem de G. Faure por parte del director S. Celibidache. Después de innombrables encuentros con los músicos y los cantantes solistas, el director comentaba: “esta noche ensayaré con el coro: me lo pienso pasar muy bien haciendo música, porque se trata de un coro amateur. Esto quiere decir que vendrán cansados, pero con ganas de trabajar, al revés de los profesionales con los que he tenido que batallar durante todo el día”. De hecho el término amateur ya expresa una idea muy diferente a la de aficionado, aunque una palabra pasa por ser la traducción de la otra. Los componentes del coro colocaban la música en una zona del psiquismo donde quedaba protegida de la erosión del quehacer diario. De esta manera podían emplear toda su energía psíquica en hacer música. Convendría revisar, por tanto, en nuestro lenguaje habitual, el sentido que damos a las palabras “profesional” y “aficionado” –normalmente meliorativo el primero y peyorativo el segundo-.

1 comentario:

Jaume dijo...

Todo es debido a los usos peyorativos que se le han ido dando a la palabra "aficionado". Yo creo que un análisis filológico profundo del término puede acercarlo mucho al francés "amateur". Pero son muchos años de partidos de futbol de aficionados...