Páginas vistas en total

miércoles, 8 de febrero de 2006

Espejos proyectores


Las grandes obras de arte, filosofías, teorías científicas poseen una vida anímica propia. Con el paso de los años van emanando toda una serie de significados que en muchos casos su autor no hubiera podido ni imaginar. Crecen y se desarrollan en el tiempo una vez que su progenitor los haya parido, como si fuesen organismos vivos (de hecho lo son).

Un constructo rico y fructífero, ya sea una teoría científica, una obra de arte, una mitología, es como un poliedro que permite que cada uno pueda proyectar sus “matrices de conocimiento” a través de sus numerosas caras. También es como un espejo perfecto, que nos refleja sin darnos cuenta de nuestra propia imagen. El espejo de la bruja de Blancanieves no hace más que de proyector de su interior. Existe la eterna cuestión de si el poliedro-espejo está construido-creado o sencillamente capturado desde otra realidad.

No hay comentarios: